sábado, 25 de octubre de 2008

Somos jóvenes...

Somos jóvenes, estamos desarrollando nuestra capacidad de crítica hacia la realidad social en la que nos desenvolvemos. Y nos damos cuenta de las miserias que produce un sistema económico capitalista, un gobierno y unos partidos políticos que, utilizando falsos nombres para describirse (“socialista”, “obrero”,”popular”) solo engañan a los obreros/as, a la base económica de este país, y trabajan en pos de defender los intereses de los empresarios y gente rica.

El gobierno teme a la juventud y al movimiento estudiantil, clave en muchas revueltas a lo largo de la historia, y que muchas veces han sido mucho más que una revuelta. Para que los jóvenes no nos organicemos, la misma sociedad, desde que entramos en el colegio, trata de sumirnos en el borreguismo, en no pensar por nosotros mismos, sino en delegar a otras personas lo que es la responsabilidad de cada uno. Nos enseñan a no pensar, puesto que ya piensan ellos por nosotros. Se llenan la boca con la palabra democracia y libertad, la gente cada cierto tiempo delega todas las responsabilidades a un alguien que sale en los medios de comunicación y que nadie sabe ni quien es, y ya no quieren saber nada de lo que pasa. Esto tiene la consecuencia de que unas cuantas personas manejan nuestra vida, que deciden por nosotros la política a seguir, arrastrando nuestras vidas a la incertidumbre. El delegacionismo, las jerarquías, la burocracia que esto conlleva y el miedo, son las bases de este sistema totalmente caótico sin sentido e insostenible para el planeta.

Nosotros como anarquistas proponemos que seamos todos y cada uno de nosotros quienes como individuos participes en el conjunto de la sociedad, los que sufrimos los problemas en nuestras carnes, seamos quienes estudiemos los problemas en conjunto con nuestros compañeros/as y seamos nosotros quienes lo solucionemos. Y entonces no hará falta delegar a ningún politiquillo/a para esperar a que nos solucionen los problemas. No hará falta en los tajos delegar en ningún representante para que negocie por nosotros/as. No hará falta elegir ningún delegado de clase para que solucione nuestros problemas con los demás compañeros/as o con el/la profesor/a. Nosotros proponemos el asamblearismo, el federalismo, la solidaridad entre compañeros y la acción directa sin intermediarios para afrontar los problemas del día a día. Llamamos a la autoorganización de la juventud para que luchemos nosotros/as mismos/as contra lo que nos oprime y por lo que deseamos, sin delegar a nadie nuestra responsabilidad.


PENSEMOS POR NOSOTROS MISMOS
NO DEJES QUE NADIE DECIDA POR TI
PIERDE EL MIEDO, AUTOORGANIZATE Y LUCHA