domingo, 18 de enero de 2009

Anarquistas contra el muro


HAZ ALGO: busca el 729… ó busca el 29

Masacre, asesinato colectivo, genocidio, exterminio… cualquiera de estas palabras se queda corta para definir la saña con la que el Estado de Israel y su ejército están matando o mutilando a miles de personas y traumatizando psicológicamente a millones. Utilizando bombas de fósforo blanco y de racimo, así como otros tipos de armas prohibidas hasta por las convenciones internacionales de guerra, arrasan campos y ciudades. Armas que provocan que el cerebro salga literalmente por los oídos, niños asesinados vilmente, cuerpos destrozados, quemados vivos, aplastados por los tanques y comidos por los perros, bombardeos de escuelas, hospitales y cementerios… Ningún respeto a la vida ni a la muerte ajenas. Y todo ello delante de los ojos de la denominada “Comunidad Internacional”. A pesar de lo que vemos en la tele, muchas noticias e imágenes han sido censuradas y manipuladas (según los pocos colaboradores de organizaciones humanitarias que quedan en Gaza). Encima, Israel no guerrea contra otro Estado, sino que está atacando a los territorios que tiene ya ocupados, ignorando las resoluciones de la ONU por las que está obligado a cuidar de la gente que vive en ellos.

El gueto en que han convertido a Gaza recuerda al gueto de Varsovia en el que los judíos polacos fueron exterminados. Da la sensación que los diferentes gobiernos israelíes han aprendido de los asesinos nazis, desarrollando y perfeccionando los métodos de tortura y muerte que les fueron cruelmente aplicados al pueblo judío y que ellos, a su vez, usan contra la población palestina.

No hay justificación, no hay excusas para hacer lo que están haciendo con una población atrapada en una ratonera sin posibilidades de huir. Si pretendían acabar con el “terrorismo”, están consiguiendo lo contrario: sembrar el odio que dé la coartada para cometer cualquier salvajada.

Y, para colmo de males, se autodenominan “el pueblo elegido de Dios”, que les “entregó” a ellos esa tierra para su uso y disfrute (¡pues buena cuenta están dando de ella!).

Todos los Estados son entidades ficticias, y el de Israel es el ejemplo palmario de lo que puede llegar a hacer un grupo de poderosos con tal de seguir aferrados al poder sea como sea. El racismo y el aniquilamiento colectivo del “contrario” se han impuesto entre los gobernantes sionistas israelíes; por lo tanto, como tales racistas que son, habrá que tratarlos. Y, como anarquistas que somos, que a nadie se le ocurra restregarnos por la cara ninguna acusación de supuesto “antisemitismo” a los que nos oponemos a esta barbarie (también los palestinos son étnicamente semitas).. No se trata de eso; se trata de parar la matanza. Es el momento de la lucha por la vida, el respeto a la existencia y la dignidad humanas.

Hacemos un llamamiento a la población para que participe en las movilizaciones convocadas para denunciar esta atrocidad.

Llamamos a boicotear a las empresas, productos y actividades del Estado sionista de Israel y de sus cómplices (incluidas las empresas colaboracionistas españolas que se están lucrando con el sufrimiento ajeno). Los códigos de barras que empiezan por los números 729 ó los que comienzan por 29, son productos que provienen de este Estado racista.

Apoyemos las iniciativas de las organizaciones que, como “ANARQUISTAS CONTRA EL MURO” (compuesta por palestinos e israelíes) luchan por la fraternidad entre estos dos pueblos y por la destrucción del Estado sionista de Israel y de todos los estados [como se puede ver en la imagen, activistas de Anarquistas contra el muro, desmantelando la valla de Beit Mirsim].

La unión de los pueblos por encima de las fronteras podrá acabar con los poderosos y asesinos.

(Contacto: ANARQUISTAS CONTRA EL MURO -buscar en Google o en la Wikipedia-)

GRUPO ANARQUISTA TIERRA (Federación Anarquista Ibérica)


1 comentario:

Zahira dijo...

Hola;
Me gustaria que me informases si hay alguna sede vuestra en Alicante o Elche.
En caso de que no la hubiese, me gustaria apoyaros desde aqui a favor de nuestra causa.
Saludos libertarios