jueves, 17 de marzo de 2011

NUEVA EDICIÓN DE AULA, NUEVO ESCAPARATE DE UN FALSO FUTURO

Detrás de todos esos stands y folletos sólo se encuentran las mentiras de una educación en manos de los empresarios para asegurarse una mano de obra sumisa y obediente, dispuesta a trabajar para ellos en condiciones de precariedad y a ser despedida gratuitamente.

Vemos indispensable realizar una fuerte crítica a la sociedad de clases mantenida por el Estado y el principio de autoridad, que actualmente rige nuestras vidas. Es mediante la inclusión de la necesidad de ser gobernados y de nuestra incapacidad para regir nuestras propias vidas en las escuelas, institutos y universidades donde se nos acostumbra a la convivencia con la autoridad mediante la jerarquización de todos nuestras actividades desde nuestra más tierna infancia. Toda nuestra capacidad de autogobierno en común con nuestros semejantes queda anulada por un modelo educativo destinado a inculcar los valores del sistema de poner en manos de otros la solución de nuestros problemas.

Bajo la coartada de la creación del Espacio Europeo de Educación Superior, el denominado Proceso de Bolonia ha perseguido la adecuación de la enseñanza pública a las necesidades del mercado, con graves repercusiones sociales, académicas y laborales para la clase obrera. Entre ellas, merece la pena resaltar los aumentos de las tasas universitarias, la desaparición de titulaciones o la reforma de las prueba de Selectividad, con la que se dificulta el acceso a la Universidad desde la Formación Profesional. La educación, así entendida, perpetúa las desigualdades sociales y relega a los estudiantes a la posición de meros consumidores que sólo pueden elegir dónde ser instruidos en los valores de competitividad, egoísmo y superficialidad promovidos por el sistema.

Dentro del espectáculo que suponen estos cinco días de AULA, los actores son muchos y variados: los medios de comunicación, voceros del capital, que no podían faltar para publicitar el evento; los burócratas del amarillo Sindicato de Estudiante; la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, responsables de la represión contra el movimiento obrero (como demuestran, sin ir más lejos, las cargas y detenciones producidas los pasados días 25 y 27 de enero en el marco de las protestas contra la reforma de las pensiones), o bien de los asesinatos y guerras que permiten a las grandes empresas multinacionales saquear y expoliar a los pueblos del denominado tercer mundo; incluso la realeza y otras personalidades, haciendo ostentación de su «cercanía con la plebe», se sacan la foto rodeados de sus gorilas y policías de paisano.

Especial mención hacemos a la Universidad Complutense de Madrid, con la cual la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional de los Trabajadores, mantiene un doble conflicto sindical por la contratación de los becarios de colaboración y por la retirada del Plan de Reequilibrio Presupuestario que se viene aplicando desde el pasado mes de junio y que, entre otras cosas, está suponiendo despidos. Esa Universidad, que presume de progre, vulnera de plano los derechos de gran parte de sus 12.000 trabajadores. Así ocurre estos días en su stand en AULA, donde, a cambio de créditos de libre elección, varios estudiantes están siendo explotados sin contrato, sin alta en la seguridad social y sin sueldo. Resulta vergonzoso que una institución que justifica esa política laboral por su mala situación financiera, malgaste al mismo tiempo ingentes cantidades de dinero en publicitarse en esta feria.

Dicho conflicto sindical se ha declarado también a la Consejería de Educación, gobernada por el PP, debido a la subfinanciación a la que somete a las Universidad Públicas de la Comunidad de Madrid; y al Ministerio de Educación, gobernado por el PSOE, debido a la articulación de un nuevo modelo de financiación universitaria que se está traduciendo en recortes y precariedad para trabajadores y estudiantes de la enseñanza superior.

La alienación está presente en todos los sectores de nuestra vida. Desde la CNTAIT y la Federación Ibérica de Juventudes Anarquistas no quisiéramos concluir sin llamar a la clase obrera a hacerle frente mediante el asamblearismo, el federalismo, la autogestión, la acción directa y el apoyo mutuo. Unidos, los trabajadores y los estudiantes, mediante una movilización y participación activa y constante, podemos detener la mercantilización de la enseñanza y el modo de producción que la vuelve inevitable, así como la creciente pérdida de derechos laborales y sociales pactada entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos subvencionados. Únicamente de nosotros depende superar un sistema político y económico que se desarrolla a costa de deteriorar nuestras condiciones de vida.

¡POR LA AUTOORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES Y ESTUDIANTES!

¡CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DE LA ENSEÑANZA Y DE NUESTRAS VIDAS!

Federación de Juventudes Anarquistas de Madrid, FIJA

Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de Madrid, CNT-AIT